Saltear al contenido principal

Masaje Sensorial Energético: terapia individual

Relajación  Equilibrio  Físico-Mental-Espiritual

Tardes de lunes a viernes y fines de semana. Necesario cita previa
Aportación: 1 facilitador 35 € (45 minutos) 2 facilitadores 50 € (60 minutos)

Masaje efectuado con plumas, piedra de jade, aromaterapia lavanda-romero y con el sonido-vibración de didgeridoo, cuencos tibetanos y gongs  de gran calidad armónica. La persona se tumba, cierra los ojos y se concentra  en su respiración y atención plena del momento presente. Se inicia una apertura sensorial con las plumas, y posteriormente, se hace un barrido  de vibración y sonido por todo el cuerpo, acabando con una sutil sensación de aroma terapéutico (mezcla lavanda-romero) y un sutil masaje con piedra de jade en pies, manos y zona facial.

Los cuencos tibetanos y gongs se utilizan golpeándolos o frotándolos con una baqueta. El didgeridoo se utiliza como un aerófono, creando una vibración que produce un sonido vibracional muy beneficioso. Estos instrumentos  tienen la cualidad de  producir una vibración y sonidos cargados de armónicos de naturaleza sanadora.

Algunos beneficios del masaje que ofrezco:

  • Relajación y el reencuentro con el placer que proporciona las cosas simples.
  • Actúa como fuente de energía para todo el cuerpo.
  • Afloja y libera tensiones musculares.
  • Intensifica el cuerpo áurico que actúa como defensa energética.
  • Aumenta, en general, las defensas del organismo.
  • Ofrece relajación interior  y atención plena del momento presente.

Esta experiencia sensorial realizándola de una manera regular, ayuda y favorece a la reafirmación personal y a una mejor relación con el entorno.

Información adicional de algunos de los instrumentos utilizados:

Cuencos tibetanos:

Según la tradición están hechos por aleaciones de 7 metales: oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo, todos ellos abundantes en la zona del Himalaya. No son exclusivos del Tíbet, pueden encontrarse en Mongolia, Siberia, Japón, Nepal, Vietnam, la India y algunas provincias de China. Su sonido es metálico, fascinante, intrigante y a la vez misterioso. Cada metal produce su propio sonido. Algunos autores opinan que han sido creados con intencionalidad y son utilizados como guías en ritos ceremoniales, en el despertar de la conciencia y en la curación de enfermedades tanto físicas como psíquicas.

Su sonido calma la mente, apacigua el cuerpo y brinda paz interior. A nivel físico, recarga nuestro sistema energético. Es útil para aliviar el sufrimiento y el dolor (físico y emocional), para reducir la ansiedad, la angustia, el estrés, la depresión, la tristeza, el insomnio y la hiperactividad. Son eficaces para aliviar los dolores de cabeza, musculares, de espalda y para regular la presión arterial. Así como, para mejorar la concentración y la creatividad. En general, se aumenta la sensación de bienestar al armonizar o equilibrar todos nuestros sistemas.

Gong:

Es un instrumento arcaico utilizado hace miles de años por el hombre. Este elemento sagrado ha sido utilizado en muchos ámbitos del quehacer humano, sin embargo, destaca principalmente en rituales o ceremonias de carácter transcendental (nacimientos, muertes, celebraciones importantes), en las cuales el ser humano cambia de un estado de vida a otro.

El gong no requiere de amplificación artificial y sumerge al oyente en el mundo de lo trascendente y lo mágico. Sus sonidos fundamentales nos envuelven de armónicos poderosos que modifican nuestra vibración energética y la del mundo.

Los estudios más recientes lo consideran un elemento muy útil en el campo de la meditación ya que su sonido provoca un estado modificado de la conciencia instantáneo. Gracias a su gran resonancia y profundidad de sonido crea una relajación profunda, liberándonos del torrente de pensamientos que nuestra mente descarga y estimula el sistema glandular hacia un nivel más elevado de funcionamiento.

Didgeridoo:

Didgeridoo no es la palabra aborigen que designa a este instrumento, sino la que le dieron los europeos en sus primeras visitas a la isla. Aunque, según los diferentes dialectos aborígenes, existen decenas de palabras para designarlo, la más comúnmente utilizada por los aborígenes es “Yidaki”, que significa “instrumento de conexión espiritual”.

Ya en tiempos remotos los aborígenes hacían uso de las propiedades del didgeridoo, como símbolo cultural e identificativo de su procedencia, para ritualizar en distintos contextos las bases de su existencia. Se ha usado ancestralmente como objeto ritual y de mimetización teatral con el entorno, como acompañamiento de la voz y también como instrumento solista.

Dentro de los clanes aborígenes, y todavía hoy en día, denota distinción en el rango o casta de las capacidades del músico que lo toca. Generación tras generación es transmitido un sistema propio de ser tocado por los clanes en cuya procedencia tiene sus orígenes el didgeridoo, en el noreste de la Tierra de Arnhem (Territorio del Norte de Australia). De padres a hijos, de maestro a alumno, se transmite el conocimiento en las complejas técnicas utilizadas para tocarlo.

Las connotaciones arcaicas y el sonido característico del didgeridoo lo convierten en un instrumento óptimo para la musicoterapia, tanto para el que toca (que puede utilizarlo como instrumento para guiar sus meditaciones, al tener que observar constantemente el sistema respiratorio y armonizar los centros energéticos o chakras), como para el que escucha, resultando beneficioso en los aspectos siguientes: alivio del estrés y la ansiedad, mejora de la oxigenación del cuerpo y de la capacidad de concentración, mejora de la creatividad, mejora de la visión (física, mental y espiritual), equilibrio de los hemisferios cerebrales, alivia los dolores de cabeza, aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo.

El didgeridoo produce un tono fundamental bajo y una gran variedad de armónicos, en un sonido a menudo muy similar al acorde de voz de los monjes tibetanos.

El principio de la terapia del sonido:

Toda terapia basada en el sonido y vibración se basa en el principio de resonancia, por la cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable. El principio de resonancia designa la capacidad que tiene la vibración de llegar más allá a través de las ondas vibratorias y provocar una vibración similar en otro cuerpo. Es decir, es la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia. Además, el sonido modifica nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, donde son posibles los estados de sanación espontánea y estados místicos, haciéndonos más receptivos a la autosanación. Estos armónicos tienen efectos altamente beneficiosos sobre nuestro cuerpo y campo energético. Aunque no podamos escuchar frecuencias que están fuera de nuestro campo auditivo, ni podamos producir sonidos o frecuencias que estén fuera de nuestra capacidad, sin embargo, mediante los armónicos podemos resonar con ellas.

¿En qué puede ayudarnos la terapia del sonido?:

El médium Edgar Cayce (1877-1945) predijo que el sonido sería la medicina del futuro, y esto ya está ocurriendo.

Los grandes expertos en terapia de sonido ya han descubierto científicamente que mediante el sonido se puede conseguir la autodestrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.

Los cuencos tibetanos y gongs son algunos de los instrumentos de sanación, relajación y meditación, que nos ayudan a establecer una vibración saludable en todo nuestro organismo, tanto a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Son un medio maravilloso para equilibrar los chakras  o puntos energéticos y cambiar la conciencia desde un estado alterado de ansiedad y estrés hacia un estado de paz, relajación y serenidad, induciendo estados de sanación espontánea y estados místicos, y elevando nuestra frecuencia vibratoria.

Las personas que han experimentado un masaje sónico con cuencos tibetanos y gongs  experimentan grandes cambios, mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mayor concentración, mayor visión de futuro y una gran sensación de paz. El resultado es un individuo más productivo, más centrado, más feliz, más sereno, más equilibrado, más en paz consigo mismo.

Existe un espacio de paz en nuestro interior y la vibración y el sonido de estos instrumentos nos ayuda a entrar en él, a resonar con nuestra verdadera conciencia o yo superior y con ese sentimiento de paz y serenidad que todos llevamos dentro.

A nivel físico se utilizan para el alivio y proceso de cualquier enfermedad, para recargar nuestro sistema energético, para aliviar el sufrimiento y el dolor (incluye el dolor emocional), para eliminar inflamaciones, para estados de ansiedad, angustia, estrés, depresión, tristeza, insomnio, hiperactividad.

Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis, calma la mente y con ello el cuerpo y tiene efectos emocionales que influyen en los neurotransmisores y los neuropéptidos, que a su vez ayudarán a regular el sistema inmunitario, el sanador que llevamos dentro.

Algunos beneficios de la sonoterapia:

  • Reduce la tensión nerviosa y el estrés.
  • Suave masaje y armonización de cada célula corporal.
  • Armonización de puntos energéticos o Chakras.
  • Induce una relajación completa y profunda.
  • Disminución de la ansiedad, tensión y agresividad.
  • Mejora la confianza y la autoestima.
  • Mejora el aprendizaje, la atención y la creatividad.
  • Ayuda a superar depresiones.
  • Equilibra el sistema endocrino.
  • Equilibra los dos hemisferios cerebrales.

La Sonoterapia está siendo reconocida como un excelente auxiliar en el tratamiento del insomnio, la fatiga crónica, el déficit de atención, el desequilibrio emocional y otras afecciones relacionadas con el estrés.

“La ciencia de la cimática prueba, más allá de toda duda, que cualquier sonido cercano al organismo humano originará un cambio físico en el interior del mismo y sus campos electromagnéticos. Este cambio puede que solamente sea temporal, pero mientras perdura es posible que provoque ciertos factores muy poderosos y mágicos. Este es el momento de la sanación.”

Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético,Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético, Masaje Sensorial Energético
Capoeira en el Centro Kerala

Guardar

Volver arriba
Abrir chat
1
Hola!
En qué podemos ayudarte?